El Plan Renove de Electrodomésticos se adapta a la nueva etiqueta energética en la Comunidad de Madrid

  • Por Marina Gros
  • Publicado hace un mes

La reactivación del Plan Renove de Electrodomésticos en la Comunidad de Madrid incluye la adaptación a la nueva etiqueta energética que entró en vigor el pasado 1 de marzo de 2021. Este nuevo etiquetado afecta a electrodomésticos como frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas, cambiando la anterior escala energética por una escala más trasparente. Las categorías A+++, A++ y A+ desaparecen, quedando una escala común de la A a la G.

El principal motivo de este cambio es que, tras años de optimización, la mayor parte de los productos se encontraban en las clases A+, A++ y A+++, dificultando a los consumidores la elección de los productos más eficientes. Se espera que este cambio estimule la innovación, ya que la mayor parte de los electrodomésticos actuales pasarán a ser categorizados en las clases B y C, por lo que la clase A estará mayormente vacía al no haber aún productos tan eficientes en el mercado. La intención es que los esfuerzos de los fabricantes por crear productos más innovadores vayan llenando poco a poco la clase A.

El proyecto europeo Label2020, una iniciativa para ayudar en la transición hacia el nuevo etiquetado, cuenta con diversas herramientas para apoyar a consumidores y compradores profesionales en este proceso. Esto facilitará la compra de nuevos electrodomésticos a través del plan que se reactiva en la Comunidad de Madrid.

El Plan Renove contempla ayudas destinadas a la adquisición y sustitución de frigoríficos, lavadoras y lavavajillas por nuevos equipos de clase A, B o C. Estas ayudas se podrán solicitar hasta el 31 de diciembre de 2021 por medio de la página web del Plan Renove de Electrodomésticos.

Productos Destacados